Atalaya logo


Datos de Usuario

¿no recuerdas tu contraseña? Haz click aquí

 

¿eres nuevo?

date de alta aquí




El arquitecto Rafael Llácer Pantión, en la 66 edición de los Cursos de Verano de la UCA

01/07/2015

click para ampliar


La conferencia del profesor Llácer, Los bordes marítimos urbanos. Su análisis desde un enfoque paisajístico, abrió el Seminario B03 “Patrimonio y modernidad. Ciudades entre vistas”. El ponente, Rafael Llácer Pantión, doctor arquitecto y profesor titular de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Edificación de la Universidad de Sevilla, aúna en su experiencia y su docencia lo teórico con lo práctico en su ámbito de trabajo, siendo especialista en el estudio del paisaje, humano, antrópico, urbano.

 

Su tesis doctoral, titulada “Caracterización de los bordes de la ciudad histórica” versa precisamente sobre el paisaje de la ciudad de Cádiz, con especial atención a los límites del espacio de ese paisaje de la referida ciudad, definida por el ponente como el medio natural de desenvolvimiento de la vida humana, de la vida del ser humano como ser social; el profesor Llácer acomete el estudio del borde marítimo desde las perspectivas interna y externa al propio borde, definiendo en su tesis y sus publicaciones los distintos elementos componentes de un borde marítimo así como desarrollando una metodología de estudio de ese espacio específico funcional y novedosa, tomando como referencia el borde martítimo gaditano, que el ponente considera como uno de los más completos que puedan existir, pues cuenta con todos los elementos e hitos de referencia que el autor estima pueden componer un borde litoral.

 

El borde litoral, de acuerdo con la perspectiva del ponente, de la ciudad de Cádiz, no sólo marca las líneas del horizonte de la ciudad, sino que forma parte del imaginario colectivo tanto como dela realidad de la misma, siendo un límite neto del espacio a la vez que la puerta, el medio, a través del cual, esa relación ciudad-mar, se convierte en una realidad viva y fluctuante.

 

El ponente destacó en su intervención cómo el marco litoral como espacio vivo de la propia ciudad, del mundo urbano que se acosta y acoda a un medio, el marítimo, que le es al mismo tiempo ajeno y propio, conforma los perfiles de las ciudades costeras, como es el caso de la ciudad insular gaditana.

 

Los indudables factores de atracción del medio costero han supuesto un elemento de polarización de la relación entre las sociedades humanas y el ámbito costero, definido por el ponente como límite y fachada de la ciudad de Cádiz, una ciudad que cuenta, y las vistas históricas de la misma lo muestra a lo largo del tiempo, con una fachada litoral que ha ayudado a conformar su identidad y su imagen a lo largo del tiempo.

 

Los bordes, de acuerdo con el ponente, son los límites entre dos fases, entre dos espacios, y así sucede con la línea litoral, pudiendo ser suturas o líneas permeables entre esos dos ámbitos; los bordes son, en cualquier caso, elementos organizadores del espacio y al mismo tiempo definidores del mismo, como es fácil de percibir en el caso de Cádiz, que tiene en el borde litoral una suerte de límite radical de los dos espacios, ciudad y mar, que coexisten en el caso gaditano, convirtiéndose en símbolos de la cultura local, y elementos consustanciales del Patrimonio Cultural gaditano, así como de las señas de identidad de Cádiz.

 

El ponente hizo hincapié, apoyándose en autores como Morin o Marina, además de Ojeda (referencias aportadas por el conferenciante entre su bibliografía), en la necesidad de entender a la ciudad como un espacio inteligente, y en que esa inteligencia de las ciudades (conocimiento de sí mismas, de su entorno, de sus paisajes –propio y circundantes y sus potencialidades) tiene todo que ver, en una relación de causa-efecto, con los paisajes fundantes y con la Historia de la misma, así como con la evolución del propio paisaje de la misma ciudad y de la relación de ésta con su entorno, algo en lo que los bordes litorales gaditanos son, por ejemplo, definitorios.

 

La ciudad inteligente se reconoce a sí misma, e integra sus señas de identidad de manera armónica con el desenvolvimiento de su presente, de cara a la construcción de su futuro, desde el conocimiento de su pasado, de su Historia, y la integración de la misma en su presente, construyendo, conservando, y no destruyendo los elementos sustentantes (materiales e inmateriales) de su identidad, de su imaginario colectivo, manejando los ritmos de sus tiempos sin romper con la personalidad del paisaje y evitando la degradación así como los espacios y edificios muertos en su seno.

 

Territorio, tiempo, mercado y utopías son algunos de los ejes de referencia del desenvolvimiento de la ciudad en relación consigo misma y su paisaje, de acuerdo con el ponente, elementos cuya interacción armónica vendrá a suponer la plasmación material de la ciudad inteligente, una ciudad inteligente que tiene, como ha reiterado el conferenciante, en sus bordes uno de los mecanismos de relación esenciales con su entorno, un espacio de transición que servirá como carta de presentación de la misma ciudad y que, en los entornos marítimos, costeros (caso de Cádiz, Venecia, Nueva York, Tánger o Valparaíso, algunos de los ejemplos contemplados por el profesor Llácer) resulta especialmente definitorio no sólo del espacio, sino de la ciudad misma y su inteligencia, su conocimiento de sí misma y sus capacidades de construcción de su realidad y de preservación activa de sus señas de identidad.

 

Para cerrar su intervención, el ponente presentó sus espacios virtuales de trabajo, y entre ellos su blog miradas dibujadas (https://miradasdibujadas.wordpress.com), invitando a los presentes a visitarlo para descubrir las imágenes de paisajes y de bordes litorales, estudiados por el propio profesor Llácer, y animando asimismo a la audiencia a contemplar el paisaje de cara a su mejor comprensión y el mayor respeto del mismo.

 

MANUEL PARODI

 


Aviso legal | coordinado por la Universidad de Cadiz y Universidad Internacional de Andalucía