Atalaya logo


Datos de Usuario

¿no recuerdas tu contraseña? Haz click aquí

 

¿eres nuevo?

date de alta aquí




El escritor Pablo Gutiérrez en los Cursos de Verano de la UCA

11/07/2016

click para ampliar


“A los escritores nunca se nos paga lo que de verdad cuesta nuestro trabajo”

 

Sábado 9 de julio, con cerca de 40 grados centígrados pasado el mediodía y un 90% de humedad, las aceras se convierten en la antesala del averno. ¿Dónde se puede estar mejor que en las aulas refrigeradas de los Cursos de Verano de la Universidad de Cádiz, sobre todo si el conferenciante es Pablo Gutiérrez, autor de las jugosas novelas 'Los libros repentinos', 'Democracia o Nada es crucial?' Con un escritor así y con ganas de aprender, da gusto trabajar.

 

Este onubense del 78 que vive en Sanlúcar de Barrameda pronunció la conferencia 'El escritor mendigo. Literatura y precariado', incluida en el seminario 'Literatura Andaluza en Red. La industria cultural: literatura y mercado, hoy', coordinado por el profesor José Jurado Morales, quien lo definió como “alguien sumamente raro en este mundo de la literatura porque no tiene conocidos en el sector. De hecho, vive en la periferia”. Pablo Gutiérrez reconoció el acierto de las palabras de Jurado Morales.

 

El autor reflexionó y lanzó numerosas preguntas a los asistentes sobre el mundo editorial, denunciando las trampas de una timba que no parece conocer reglas. La charla, “con un enfoque muy marxista”, se dividió en dos partes: 1) El escritor profesional, y 2) El escritor mendigo. Aunque empezó recomendando unos libros en los que se había inspirado para el parlamento: 'No tan incendiario', de Marta Sanz; 'Qué hacemos con la literatura', de varios autores; 'Manual de literatura para caníbales', de Rafael Reig; 'Apocalípticos e integrados', de Umberto Eco; 'Capitalismo canalla', de César Rendueles, y el documental de RTVE, dirigido por José Luis López-Linares, 'Roberto Bolaño: el último maldito'. “Empiezo por el revés”, comentó en tono de guasa.

 

1) El escritor profesional. “¿La literatura es una profesión? ¿Quiénes somos los escritores? ¿Se puede hablar  de una profesión que solamente emplea a 25 personas como mucho en toda España? Porque entiendo que un profesional es alguien que puede vivir de su profesión. Sin duda estamos en un terreno muy ambiguo, incluso en el plano fiscal. Si los escritores no somos profesionales, ¿qué somos? A los escritores nunca se nos paga lo que de verdad cuesta nuestro trabajo”. Sus preguntas demuestran, una vez más, que la literatura española puede estar muy bien, pero el mundo editorial está muy mal.

 

Pablo Gutiérrez habló sobre los protagonistas de la cadena editorial: agente literario, lector editorial, editor de colección, asesores comerciales, editor de mesa, corrector, diseñador de cubierta, maquetador, impresor, prensa/promoción, distribuidor, librero, autor y lector; sobre el precio del libro; sobre los anticipos…

 

2) El escritor mendigo. “La literatura española ha estado siempre en manos de niños pijos”, aseveró, poniendo como ejemplo a Javier Marías, porque “todos sus protagonistas tienen profesiones elitistas y son burgueses sin conflictos”, o a los miembros de la generación del 27. “¿Siempre ha sido así? No, Cervantes sería el anticanon”. Algunos escritores mendigos citados por Pablo Gutiérrez son Whitman, Kafka, Pessoa, Sawa, Miguel Hernández o Roberto Bolaño.

 

“Reivindico el derecho –finalizó el novelista- a escribir libros absolutamente ruinosos, que defrauden a los editores, que no le gusten a mis lectores, pero que sean los libros que yo tengo que escribir. Quizás tenemos que intentar no ser útiles. Quizás la industria cultural no es nuestro negocio”.

 

DANIEL HEREDIA

 


Aviso legal | coordinado por la Universidad de Cadiz y Universidad Internacional de Andalucía