Atalaya logo


Datos de Usuario

¿no recuerdas tu contraseña? Haz click aquí

 

¿eres nuevo?

date de alta aquí




Homenaje a Antonio Hernández en las Presencias Literarias de la UCA (2ª parte)

26/01/2015

click para ampliar


ANÁLISIS DE LA NARRATIVA.

 

“Antonio Hernández es un poeta incluso cuando narra, y un narrador incluso cuando escribe poesía”

 

Tras el análisis de la poesía de Antonio Hernández, le tocó el turno a la exploración de su narrativa. Esta mesa redonda que comenzó a las siete y cuarto contó con la presencia de Manuel Rico, Francisco Morales Lomas y Manuel Francisco Reina, “tres estudiosos de su obra, además de tres creadores que han tocado varios palos y que hacen también crítica literaria”, como dijo José Jurado Morales, responsable nuevamente de moderar estas intervenciones que se celebraron en el Edificio Constitución 1812 de Cádiz. El dos veces Premio Nacional de la Crítica estuvo presente también en estas disecciones de su universo narrativo, muy atento en todo momento a lo que se exponía en la sala, llena de voces diversas y con la emoción aún latente por lo expuesto anteriormente sobre su poesía.

 

Manuel Rico fue el primero en tomar la palabra, lanzándole una pregunta al creador arcense que definió como “lugar común, aunque sea necesaria realizarla”: “¿Se siente más poeta que narrador?”. La respuesta quedó postergada, porque Rico empezó de inmediato un recorrido por la narrativa “a través de mi mirada”, en la que destacó su “compasión por los perdedores de la historia, por eso ha escrito sobre el Betis y el Cádiz, o sobre el fútbol humilde, los toros o el flamenco”. El crítico de El País contextualizó su obra y desgranó una serie de características de este “rara avis de su generación, porque es poeta, narrador, ensayista, periodistas y crítico literario, cuando su generación era principalmente poética”.

 

Francisco Morales Lomas, por su parte, ofreció una “visión general de algunos de los elementos que coinciden en su mundo narrativo”, destacando “su gran virtuosismo y la fuerza de su lenguaje, como le sucedía a Valle-Inclán, que entronca con su poesía”. La creación y construcción de personajes, “con uno principal y muchos secundarios que pivotan a su alrededor”, es otra de las características de las novelas de Hernández, “uno de los mayores éxitos de su narrativa. Sus personajes son originales en esencia, desengañados, críticos, degradados. De hecho, el espíritu de lucha está presente en todo su trabajo”.

 

Manuel Francisco Reina, por último, ofreció una aproximación al “narraluz”, unas reflexiones más bien, y vindicó el nombramiento de Antonio Hernández como futuro Doctor Honoris Causa de la Universidad de Cádiz “porque su obra lo merece y porque siempre ha hecho patria de Cádiz, a golpe de mar y de Sur”. Reina incidió en “sus vasos comunicantes entre la poesía y la narrativa”, y destacó que “es un poeta incluso cuando narra, y un narrador incluso cuando escribe poesía”. Para el polifacético escritor jerezano, Hernández “aúna lo ético y lo estético”.

 

El protagonista, abrumado ante tanto elogio, y a modo de clausura, leyó un texto corto, Pepito el rana, que “reúne todo lo que se ha dicho en esta mesa”. Siempre hubo una idea en la recámara durante este homenaje al gaditano: Antonio Hernández es uno de los grandes. Puede parecer una exageración, pero a quienes lo han leído les parecerá una obviedad.

 

DANIEL HEREDIA

 


Aviso legal | coordinado por la Universidad de Cadiz y Universidad Internacional de Andalucía