Atalaya logo


Datos de Usuario

¿no recuerdas tu contraseña? Haz click aquí

 

¿eres nuevo?

date de alta aquí




ENTREVISTAS DE LOS BICENTENARIOS

30/05/2012

click para ampliar


MANUEL PEÑA DÍAZ. Director de la revista Andalucía en la Historia.

 

 

Profesor Titular de Historia Moderna en la Universidad de Córdoba desde 1997. Ha sido profesor agregado de enseñanza secundaria (1987-1993), profesor en la Universidad Autónoma de Barcelona (1987-1997), y profesor invitado en las Universidades de Girona, Huelva, Belo Horizonte (Minas Gerais-Brasil) y director de estudios en la École des Hautes Études en Sciences Sociales de París.
Sus investigaciones se han centrado en la historia de la vida cotidiana de los siglos XVI al XVIII, en la historia del libro, la lectura y la censura inquisitorial. Entre sus publicaciones destacan Cataluña en el Renacimiento: libros y lenguas (1996), El laberinto de los libros: Historia cultural de la Barcelona del Quinientos (1997), Pícaros en la España Moderna (2005),  José Isidoro Morales y la libertad de imprenta (1808-1810) (2008) o La vida cotidiana en la época moderna: disciplinas y rechazos (2010). Ha sido coordinador de La cultura del libro en la edad moderna. Andalucía y América (2001), Poder y cultura festiva en la Andalucía moderna (2006), Las Españas que (no) pudieron ser. Herejías, exilios y otras conciencias (siglos XVI-XX) (2009) y La vida cotidiana en el Mundo Hispánico (siglos XVI-XVIII) (2012) Desde 2007 es director de la revista Andalucía en la Historia.


¿Cómo nace la revista Andalucía en la Historia?

La revista nació en enero de 2003 a iniciativa del Centro de Estudios Andaluces y de José Calvo Poyato, como una publicación trimestral dedicada a la divulgación histórica de calidad. Está escrita por historiadores pero va dirigida al gran público. Durante 2007 fue dirigida por Carlos Martínez Shaw y se llevó a cabo una remodelación integral de su diseño. En enero de 2008 se adoptó la maquetación que muestra en la actualidad. En sus nueve años de vida se han editado un total de 35 números, articulados siempre en tres apartados: un tema central o dosier; una selección de artículos de diversa temática y cronología y, por último, unas secciones fijas (personajes, patrimonio, documentos, reseñas bibliográficas, etc). 

¿Qué objetivos se persiguen con la edición de esta publicación?

Principalmente dar a conocer al gran público la historia de Andalucía, sus lugares y personajes, con rigor, sin renunciar al estilo ameno y divulgativo. Desde sus orígenes la revista se ha empeñado en ofrecer una visión actualizada y plural de distintos temas y épocas de la historia de Andalucía: desde la prehistoria a la Transición pasando por el pasado romano, el esplendor de al-Andalus, la efervescencia del Siglo de Oro o el drama de la Guerra Civil. Los autores son profesores e investigadores de las distintas universidades y centros educativos y de investigación de dentro y fuera de Andalucía, así como documentalistas, conservadores de museos, bibliotecarios, archiveros, escritores y periodistas con un único denominador común: ser buenos conocedores del tema sobre el que escriben. Les pedimos que hagan un esfuerzo de divulgación, es decir, que escriban pensando en los lectores no especialistas y no den cosas por sabidas. 

En su opinión ¿Por qué destaca esta revista?

Creo que principalmente por  dos cuestiones: por su independencia y por su cuidada factura. A pesar de que Andalucía en la Historia es una publicación financiada en parte con fondos públicos, a la hora de elegir los temas y autores de cada artículo el único criterio que se sigue es el que emerge de los acuerdos cerrados por los miembros de su consejo editorial. Considero, asimismo, que el cuidado tratamiento gráfico de la revista es un elemento muy destacable.

¿Cómo se construye un número de Andalucía en la Historia? 
La revista cuenta con un órgano científico conformado por once historiadores de las diversas provincias de Andalucía, a modo núcleo básico de asesoramiento sobre los temas a tratar y las personas a quienes se les encargan los artículos. Actualmente pertenecemos al mismo, además de mi persona en calidad de director de la publicación: Carlos Arenas Posadas (profesor de Historia Económica de la Universidad de Sevilla); Juan Luis Carrizo Rubio (profesor de Historia Medieval de la Universidad de Huelva); José Luis Chicharro Chamorro (profesor de Educación Secundaria en Jaén); María José de la Pascua Sánchez (catedrática de Historia Moderna de la Universidad de Cádiz); Encarnación Lemus López (catedrática de Historia Contemporánea en la Universidad de Huelva); Carlos Martínez Shaw (catedrático de Historia Moderna en la UNED); Teresa María Ortega López (profesora de Historia Contemporánea en la Universidad de Granada); Antonio Ramos Espejo (profesor de Redacción Periodística en la Universidad de Sevilla); Valeriano Sánchez Ramos (profesor de Secundaria en El Ejido) y Salvador Cruz Artacho (catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Jaén). 

Los miembros del Consejo Editorial nos reunimos periódicamente en la sede de la Fundación Centro de Estudios Andaluces para planificar los números de la  revista. Los textos que se publican llegan por invitación del consejo, aunque a veces también recibimos colaboraciones externas de personas que nos remiten artículos por si nos interesan y que son valorados previamente por un miembro del comité editorial. 


¿Qué temas tratados han sido los más relevantes para usted? ¿Por qué? 

La revista siempre acoge un tema de especial relevancia que es estudiado en profundidad  por  distintos investigadores: los iberos, la expulsión de los moriscos, el nacimiento de al-Andalus, el  bandolerismo, la historia de la prensa andaluza, los jesuitas en Andalucía, la Guerra Civil, etc. Sin excepciones, todos ellos han aportado una revisión actualizada y divulgativa del asunto tratado. Sirva como ejemplo el dosier sobre las Cortes de Cádiz que hemos publicado recientemente.  Personalmente, los temas tratados que han tenido mayor relevancia, por muchos motivos, algunos de ellos personales, han sido los monográficos que publicamos sobre las relaciones históricas entre Andalucía y Portugal (AH 27 de enero 2009), dos vecinos que de estar tan juntos a menudo se han ignorado; el que trató la emigración de los andaluces a Cataluña (AH 28 de abril 2009), un dosier muy innovador ya que hay muy poco publicado sobre el tema desde la óptica de los historiadores y, también, el que recorrió la presencia de los judíos en Andalucía desde la antigüedad a nuestros días (AH 33 de junio 2010), porque poniendo el foco en los judíos dio una visión global de la complejidad de la sociedad andaluza en las distintas etapas de su historia. No puedo olvidarme tampoco del número de octubre de 2008 en el que realizamos un homenaje a don Antonio Domínguez Ortiz, maestro de historiadores, o del valiente dosier sobre señores y señoritos: empresarios y caciques en Andalucía.   


¿Qué temas le gustaría abordar en la revista en el futuro? ¿Por qué?

Sin duda, queda mucho por hacer y divulgar. Personalmente me gustaría volver a tratar la Inquisición en Andalucía, porque es fundamental para entender la sociedad andaluza de ayer y hoy (tomando presentado el famoso título de la obra de Antonio Domínguez Ortiz). También nos gustaría dar a conocer las nuevas investigaciones en torno a temas como el nacimiento del turismo en Andalucía, las crónicas de los caballeros medievales, el exilio y los exiliados, los heterodoxos andaluces y un largo etcétera.

Visita la web de la revista Andalucía en la Historia.

 

*La entrevista aparece en el número 4 de la publicación trimestral Clarín de los Bicentenarios.

 


Aviso legal | coordinado por la Universidad de Cadiz y Universidad Internacional de Andalucía